Me gusta

22 de febrero de 2018

Primer trimestre de vida

Hola familia!

Ya tocaba actualizar los progresos de mi pequeña D. Ahora tiene cuatro meses y medio, así que el siguiente post lo haré a los seis meses. Sin más os paso a contar los hitos que ha ido consiguiendo con nuestra ayuda.

El martes 10 de octubre por la noche, cuando nació, D pesó 3480gr y midió 51cm. Parecía literalmente un bollito recién salido del horno. Vino al mundo sin llorar y muy despierta, atenta a todo. Pasamos un día y medio en el hospital y el jueves después de comer nos fuimos a casa. Se la presentamos a Po, nuestro teckel de pelo duro. La verdad es que el perro pasó de la peque y a día de hoy sólo investiga la papelera de los pañales. Veremos a ver cuando D empiece a gatear y le tire del rabo :)

El primer mes fue el más durillo porque todo es nuevo, la lactancia nos fue regular porque las pezoneras la dificultaban mucho, y D se cansaba enseguida, siempre quería brazos (cosa que no le he negado jamás)... Al poco tiempo de comer volvía a tener hambre, y así todo el rato. Yo aún con los puntos, cansada y sin dormir, harta de escuchar que si se iba a malacostumbrar, que si tenía que dormir aquí o allí, que si... Pero de verdad que no he sido más feliz en toda mi vida. 

Al cabo de primer mes ya sujetaba la cabeza. Se ponía súper tiesa para intentar verlo todo (se supone que no ven casi nada cuando son tan peques). El cordón se le cayó justo a la semanita de nacer, de madrugada mientras la cambiaba el pañal. Me dio un poco de pena... Al fin y al cabo es lo que nos había unido durante nueve meses. 

La primera sonrisa a conciencia la echó con un mes y tres días. Pensarás “vaya loca ésta que se va apuntando todo”. Pues no, pero casi. Uso una app en la que puedes ir subiendo fotos de forma privada y automáticamente te calcula el tiempo de vida a raíz de la fecha de nacimiento. La recomiendo un montón porque además puedes compartirlo con la familia (en el caso de que les tengas lejos como yo te evita el tener que mandar 20mil WhatsApp de fotos). Y NO, no me patrocinan ni nada jajajajaj es simplemente que le veo esa utilidad. Se llama LifeCake.

En la revisión de los dos meses, es decir, en diciembre, el pediatra nos dijo que estaba en un peso muy bajo y que debíamos meter biberón como ayuda, pero siempre después de la teti. Esto funcionó durante algún tiempo, pero D no es de trabajar gratis y con el bibe come mucho más rápido y con menos esfuerzo, así que nuestra lactancia duró 3 meses justos.

El momento que más me sorprendió (bueno, de hecho me puse a llorar cual actriz de telenovela) fue con su primera carcajada. Qué sonido más bonito ❤️. Fue con 3 meses y 8 días, después de las fiestas de mavidad. Dijo “ahora que no están los abus pa verlo voy y me escojono río toíta. Por cierto, lo grabé en vídeo. Soy la nueva mamarazzi jajajaj. Por aquel entonces ya estaba aflorando su carácter. Y no lo digo con tono negativo. Es una niña súper simpática y con sus manías, como por ejemplo que odia las diademas y los gorros. Es así, igual que su madre a su edad 😀

Y poquito antes de cumplir los 4 meses aprendió a sacar la lengua. Ahora te imita o simplemente te la enseña sin más porque ya sabe hacerlo 😊

Volviendo al principio y poniéndome una medallita: mi niña ahora se duerme en el carrito, en su hamaca, en la cama solita... Los brazos y el amor NUNCA son malos. Un niño o una niña no se malacostumbran a que los quieras. Te necesitan, necesitan tu calor, tu olor, el de su madre, porque es lo único que conocen. Todo son etapas, y pasan volando. Me alegro de haber cogido a mi hija todo lo que me ha dado la gana y cada vez que lloraba. El tiempo me da la razón.

Y vosotr@s, ¿os sentís identificad@s? ¿Cuáles son los avances de vuestros beibis? 

Un abrazo!