Me gusta

26 de febrero de 2018

Bebés: esos seres con vida propia

Hola familia!

Hoy traigo una entrada que quiero que os la toméis muy en serio, porque no es para menos. Hoy en día hay un conflicto moral en torno a casi cualquier cosa, pero cuando se trata de los hijos es verdad que ciertos límites no se deben sobrepasar, más que nada por su propia seguridad.

Antes de ahondar en el tema, os voy a contar una pequeña anécdota. Cuando supe que estaba embarazada, me descargué una aplicación que se llama “Embarazo y bebé día a día”, la podéis encontrar AQUÍ. Hay muchas aplicaciones parecidas, pero esta me gustó más porque es muy completa y a parte de contarte el desarrollo del embrión, feto y bebé tiene un montón de consejos, guías y dudas resueltas que solemos hacernos las primerizas.

El motivo por el que os cuento esto es la opción del foro. Mirad que nunca he sido de registrarme en ningún sitio ni en ningún chat de esa clase (bueno, ni de ninguna en realidad), pero en esa ocasión me dio por ahí. Y gracias a eso se creó un grupo de WhatsApp con mamás de España que íbamos a dar a luz en el mismo mes, en octubre de 2017. A día de hoy seguimos manteniendo relación ya somos como amigas de toda la vida (un saludo a A., A.B., M., F. Y C) y gracias a ellas he encontrado muchas veces el desahogo a mis dudas, frustraciones y desencantos de la maternidad. Por descontado están las risas y las bromas.

Fue precisamente A.B. quien me dio la idea de escribir este post, así que en su honor voy a ello.

Como decía al principio, hay fronteras que no se pueden cruzar, y una de ellas es la seguridad de tus hijos. Por eso, me gustaría compartir con vosotr@s cosas que NUNCA se deben hacer a través sobretodo de redes sociales.

  • Si tu niño o niña va a una escuela donde utilices uniforme, no la subas a internet. Estás dando pistas de dónde encontrarle.
  • Intenta evitar que salga tu casa de fondo, sobretodo si vives en un unifamiliar. Procura que no aparezca el número del portal o la calle.
  • La hora del baño es algo íntimo, y hoy en día muchas de las fotos de bebés y nin@s desnud@s pieden acaban en manos indeseadas. Lo mismo si están en ropa interior o en bañador.
  • Por descontado no sacar la matrícula de tu vehículo u otros datos que puedan facilitar a cualquiera el poder acceder a vosotr@s.

Parecen puntos tan obvios... ¿verdad? Pues no lo son tanto. A diario me encuentro fotos en redes sociales como Facebook o Instagram de menores que “infrinjen” alguno de ellos. Para estas cosas más vale prevenir que curar. 

Antes de finalizar, si eres una mamá o un papá confiado y que cree que ha enseñado bien a su peque por ejemplo a no irse con extraños, te dejo AQUÍ un experimento que vi hace no mucho en internet. Después de verlo, me gustaría que comentárais qué os ha parecido y qué opináis al respecto.

Un abrazo familia!!