Me gusta

10 de febrero de 2018

Básicos bebé: muselinas y baberos


Hola familia!

De verdad que cuando compré muselinas y baberos por primera vez, aún estando embarazada, no sabía que se ensuciarían a un ritmo que ni Eduardo Manostijeras podando setos. Si tu bebé regurgita mucho, como mi pequeña D, vas a necesitar cantidades ingentes. Para que te hagas una idea: mi cachorra cada vez que come ensucia entre 3 y 4 baberos (no, no exagero) y come de 5 a 6 veces... Si echas cuentas (tranquil@, ya te digo yo el resultado) son 24 BABEROS SUCIOS AL DÍA. Y mi lavadora también necesita dormir.

Al usar el mismo número de baberos que horas tiene el día, me he hecho toda una sheriff en búsqueda y captura de las mejores opciones para D. Así que sin más preámbulos os detallo las cositas que he ido probando en estos cuatro meses de vida como mami.

Muselinas

Estas gasitas finas de diferentes tamaños son muy útiles y tienen bastantes usos. En concreto yo las utilizo para ponérmelas en el hombro cuando mi beba tiene que echar los gases, porque siempre vienen con regalo; para limpiarla cuando regurgita o para ponerla doblada a la mitad en la cuna o en la cama (sí, hacemos colecho) a la altura de la cabeza porque cuando se va a dormir le encanta taparse con ella. 

Ya veis, con todos los “dou-dous” que le compramos y nos regalaron y todas las noches que dormí con ellos para que cogieran mi olor, y mi cachorra pasa de ellos. Pero bueno, que me lío. Ese es otro tema.

Seguro que has oído alguna vez eso de “lo barato sale caro”, ¿no? Pues bien, no siempre se cumple. Las muselinas que vende Primark, por ejemplo, cuestan 4€, vienen 3 y son bastante grandecitas (50x50 cm aprox.). La pega es que, aun siendo de algodón, el tejido es de peor calidad que otras que hemos probado. ¿Cómo se traduce esto? Pues que “calan” bastante más rápido. Peeeeero la ventaja es que por lo que cuestan, te puedes hacer con un ajuar importante.

Otras que nos gustan mucho son las que vende la franquicia ZARA Home. Las podéis encontrar AQUÍ y son cuadradas, más pequeñas que las primeras pero también más gorditas. Vienen en packs de 2 o 3 y cuestan 10€, además de tener varios modelos. Nos encantan porque cumplen su función y no se desgastan nada cuando las lavas, cosa que no podemos decir de ÉSTAS de El Corte Inglés. Y de aquí el refrán: vienen 4, cuestan 20€ y después de dos lavados acaban como en la foto. Imaginaros un pendiente ahí enganchado, o que se atrapa la manita por la noche. Gracia ninguna, ¿verdad?

En tiendas online debes tener cuidado y mirar bien todos los detalles, no sea que te pase como a mí y recibas estas “muselinas” de la foto, que con lo pequeñas que son ya me contarás que hago con ellas. 

Sin embargo hay sitios que merecen la pena. Hace poco he tenido el placer de probar las gasas de Mimuselina y no tienen nada que ver. Son más grandes que ninguna que hayamos probado (1x1m), lo que te permite otros usos como taparte para dar el pecho (si eres vergonzosilla), arrullar al bebé, taparle en el carrito y un largo etcétera bien incluído en una guía como la de la foto junto a tu paquete para que no se te escape ninguna posibilidad.

El tejido es de algodón igual pero es una pasada. Supongo que como hacemos nosotros, tú no utilizarás suavizante si tu cachorrín aún es muy peque. Pues estas muselinas no se quedan “acartonadas” cuando las lavas. De hecho de todas las que os he descrito son las únicas que tras 3 lavados han seguido suavitas como al principio. El precio ronda los (11€/ud) y las podéis encontrar AQUÍ. Además tienen diseños muy chulos de esos que quedan genial en las fotos de Instagram ;)

Baberos

Al igual que con las muselinas, hemos probado baberos de todas las formas, colores y tamaños. A ver cómo lo cuento para que este post no se convierta en el nuevo Quijote.
El estilo que más nos gusta es rollo bandana, como los de la foto (si quieres conseguirlos ve a mi perfil de Instagram antes del 14 de febrero!!). Primero porque parece que visten más y segundo porque son más cómodos al ir con corchetes en vez que con el clásico cordón que tienes que andar abrochando y de paso pillándole los pelos a los peques.

Las marcas que han entrado a casa son:

  • H&M, como éstas, que vienen en packs de 3 y cuestan unos 7€.
  • Primark, que vende paquetes de 3 y salen por 2€. Puedes encontrarlas AQUÍ. La mayor pega es que el velcro es malucho y enseguida captura todas las pelusas que encuentra, así que al cabo de poco tiempo deja de  pegar y hay que renovarlas.
  • De vuelta con El Corte Inglés, aunque aquí sí hay que decir a su favor que tienen algo que ninguna otra tiene: una de las caras es impermeable. Esto es bastante importante porque de esta manera las babitas o la leche no cala ni les moja el pechito. Puedes encontrarla AQUÍ. La pega: cada unidad cuesta 9€.
  • Mimuselina, tienda online de la que os hablaba arriba. También tienen baberos y babitas con tela de gasa y mensajes que enamoran (de mayor quiero ser como mi mamá ✨). El precio de la unidad ronda los 6y vienen en paquetes de 3.
  • Amazon. Creo que me he vuelto yonki de las compras aquí. Marido dice que siempre estamos esperando un paquete, y no le falta razón. A parte de la leche de D, suelo comprar bastantes cositas que merecen la pena, y entre ellas baberos como los que he sorteado en Instagram o ESTOS otros. No están mal de precio (12 baberos por 13€ y la calidad, aunque no es muy buena, tampoco es mala del todo .
Aún nos queda camino que recorrer, cuando mi cachorra empiece en un par de meses a comer "sólido" tendremos que actualizarnos y buscar baberos que desintegren los restos de comida (¿existirán?). Espero que esta pequeña entrada te sirva para conocer de antemano los diferentes tipos y precios de cada cosa y no te vuelvas loc@ comprando de todo (aunque, qué demonios, eso es lo bonito de la maternidad).

Un abrazo!