Me gusta

31 de enero de 2018

Básicos bebé: chupetes


Hola familia!

Me voy a aventurar en esto de hacer comparativas de productos de bebés. Hoy para estrenarme he elegido el pipo, el chupe, la chupa, el tete, el bobo, el chupón... Mil nombres tiene a lo largo y ancho del mundo y una sola función: calmar a nuestro retoño.

Fíjate las cosas curiosas que tiene la vida que siempre dije que no lo utilizaría porque me parecía absurdo dar algo a un bebé para hacerle dependiente de él y luego quitárselo (entiéndase con el paso del tiempo, no en el momento, que pa eso hay que ser un poco cabroncete). Peeeeeero como todo en este mundo mi opinión cambió y ya ves, aquí me tienes a punto de escribir una entrada sobre tetes, que es como le llamamos en casa.

Antes que nada he de decir que mi cachorra no quiso chupete hasta casi los 3 meses, ella era su teti y nada más. Cuando, por recomendación del pediatra, le introdujimos el biberón, sí que fue aceptando poco a poco ese objeto extraño que calma pero no da alimento.

Como soy muy fan de investigarlo todo, me junté con 12 chupetes de diferentes marcas. Algunos incluídos en canastillas que conseguí estando aún embarazada y otros que compré a raíz de que los primeros no le gustasen. Por eso, y para no hacer de este post un testamento, hablaré sólo de los que mi canija ha "consentido" usar :)


En el puesto número uno tenemos ESTE de Dr. Brown, el cual me costó la misma vida encontrar porque no en todas las farmacias lo tienen (vaya, en casi ninguna) y por internet salía un pico con los costes de envío. Este chupe es el "fav" de mi pequeña D. Es muy parecido a la tetina del bibe y todo de silicona lisa. 




Digo "lisa" porque ESTE OTRO de Philips Avent, aun siendo todo de silicona igual, la tetina la tiene rugosa. Ni qué decir tiene que también lo compramos y se ha quedado para jugar, porque a D no le gusta esa leve rugosidad. Los contras de estos tetes es que se llenan de mierda con facilidad. Y digo mierda porque a la silicona se le pega de todo: polvo, pelusas, pelos... Hay que lavarlo con bastante frecuencia.


Por otro lado, otra marca que nos ha funcionado bastante bien es Suavinex, con ESTOS CHUPETES que son los que compramos a D para ir probando cuáles le gustaban. La pega, lo cual me sorprendió bastante, es que en seguida le sale suciedad entre la tetina y el plástico del chupete. Ni hirviéndolo se quitó, así que su vida útil fue de unas tres semanas. Con lo cual, y a mi parecer, no sale a cuenta. Otra cosa que me parece una tontería de este chupete es el aro que supuestamente brilla en la oscuridad. Vale, brilla si ha estado expuesto a la luz, pero olvídate de encontrarlo en mitad de la noche, que es lo que "parece prometer".



Y por último, aunque a D no le gustan demasiado, sí que ha cogido alguna vez cuando se cansa de los demás alguno que tenemos con la tetina plana, como la de la foto. Algunas marcas que venden esta clase de tetes y que nosotros tenemos por casa son Mercadona (que además están libres de Bisfenol A), Tutete (te da la opción de elegir la tetina que más le guste a tu bebé) o Mam (lo venden en la mayoría de las farmacias y hay modelos que "brillan en la oscuridad").




Espero que esta pequeña guía os ayude a conocer las distintas clases de chupetes y sus ventajas e inconvenientes. ¿Vuestros peques cuáles prefieren? ¿Habéis tenido alguna buena/mala experiencia a destacar? No dudéis en dejarlo en los comentarios y, si os ha gustado, dedos arriba!