Me gusta

28 de septiembre de 2014

Ser o no ser

Llevo ya un tiempo pensando e intentándome hacer una idea de qué es lo que lleva a una pareja a dar el paso de ser padres. 

Cuando todo se basa en dos, la cosa suele ser bastante fácil. Cada uno tiene una vida y luego está la vida en común que, si has encontrado a tu persona, es pan comido. Vale que siempre están las típicas discusiones de "baja la tapa", pero no suele haber más preocupación que hacer la compra, la comida y la limpieza.

Pero desde el mismo momento que os dais cuenta de que "estáis embarazados", la cosa cambia. Las preocupaciones se mezclan con la alegría y el júbilo del momento: ¿Saldrá todo bien? ¿Vendrá sano?  ¿Y si no? ¿Podremos afrontar los gastos? ¿Seremos capaces de educarlo bien? ¿Tendremos la paciencia suficiente o nos veremos superados por la situación? ¿Nuestra relación de pareja se verá negativamente afectada o nos unirá más aún?

A todo esto se le suma el hecho que a mí personalmente me impone de esta situación: a partir de ese momento vas a tener una preocupación constante para el resto de tu vida. Cuando veas una noticia como el reciente caso del hijo puta de Ciudad Lineal, lo primero que pensarás será: ¿Y si hubiera sido mi hij@? Cuando te incorpores al trabajo y tengas una reunión súper importante con los jefazos, recordarás el dulce aroma de tu canij@ y te preguntarás si estará bien, querrás ir corriendo a comprobarlo.

Creo que no existe el "momento ideal" para dar ese paso. Siempre va a haber alguna traba, ya sea económica, por trabajo, porque estés lejos de tu familia... Ese momento simplemente llega. Un día estás mirando las nubes con tu pareja y al día siguiente todas las nubes tienen forma de bebé, como en la peli de Up.

Lo que está claro es que el hecho de convertirse en padres es una aventura hacia algo desconocido, nadie nace preparado para esto, y lo que es más importante, los bebés no vienen con un libro de instrucciones que puedas consultar cuando algo vaya mal. 

Evidentemente hablo desde la completa ignorancia. Sé que algún día re-escribiré éstas líneas, pero de momento me ofrezco voluntaria a aquellos que necesitéis una niñera ;)