Me gusta

25 de septiembre de 2014

Happy ever after

Hace un rato, mientras hablaba con un amigo que me contaba su última andadura sentimental (besitos Jota), me he preguntado qué es lo que hace falta para que dos personas lleguen a formar una pareja estable y se mantengan así por los restos de los restos, amén. 

Hoy en día es muy difícil ver esto fuera de las películas, y según mi ojo (que todo lo ve) cuanto más joven sea la pareja más difícil es que esto ocurra. Pero también pienso... joé, es que con todos los factores que hacen falta que se den, es prácticamente imposible que pase! 

Están el estilo de vida los planes de futurola personalidad. Ay, bendita personalidad! Ser paciente o impaciente, fiel o infiel, optimista o pesimista, saber ceder o ser un cabezón... Anda que no es complicao! Y luego está el sexo, claro. Ya puedes enamorarte de alguien que como bese como el culo o le cante el ala ya me dirás!!

Entonces... ¿Con qué nos conformamos? 

Antes estaba el.. "te casas con ést@ antes de vivir juntos y de mojar, y luego lo que ha unido Dios que no lo separe el hombre". Por ejemplo: los abuelos. ¿Cuántos abuelos conocéis que se hayan divorciado a los 70? Pocos, ¿a que sí? 

Si llevas poco tiempo con alguien y descubres que hay algo que no encaja contigo, pues lo mandas al carajo. Lógico. Pero.. ¿y cuando llevas años de relación, e incluso tienes hijos en común con tu pareja? Cuando algo va mal, cada uno sale del naufragio de mil maneras: lo habláis e intentáis solucionarlo, te gastas una pasta en terapias de pareja (qué gilipollez, pero bueno, al que le funcione...), te buscas un amante, te escondes en el trabajo para llegar lo más tarde posible... o te divorcias.

Yo creo en el querer, en el respeto. Una frase que leí no hace mucho lo define perfectamente: "Uno se hace viejo cuando pierde la ilusión". Con mis 26 años, me cabreo cuando me despierto la mañana de Navidad y no hay regalitos bajo el árbol. Si es mi cumple, de darme dinero ná de ná (padres, va por vosotros). Te mojas y me compras un regalo. :)

Y la vida en pareja es lo mismo (en mi opinión): hacer una carita sonriente con la mayonesa en el plato, dejarte una nota en el frigo, despertarte escuchando "buenos días, mi vida" y ese tipo de detalles que a todos nos gusta que nos hagan. Pues menos esperar, y más hacer.

Es cierto que la vida nos puede deparar mil cosas, pero yo estoy orgullosa de ser como soy, y tengo claro que aquél que no quiera estar conmigo es porque no me valora, y lo prefiero así aunque duela. No sé si mi persona y yo duraremos toda la vida, lo que sí tengo claro es que para conseguirlo, ambas partes tienen que currárselo.