Me gusta

17 de abril de 2018

Estilos parentales

Hola familia!

Hoy os traigo una entrada interesante de los diferentes tipos de crianza que se han dado y dan en las familias a lo largo del tiempo. L@s que me seguís hace tiempo sabéis que soy muy yonki fan de buscar y devorar información de diferentes temas. Y este me ha parecido digno de entrada ya que responde a una pregunta que solemos hacernos bastante a menudo los papás y mamás, ya seamos primerizos o no: ¿Lo estoy haciendo bien? ¿Qué tipo de padre/madre quiero ser para mi/s hij@/s?

Así que saltaos la dieta conmigo! vamos a por el plato principal.

Conceptos básicos

La personalidad se debe tanto a factores genéticos (lo biológico) como a factores ambientales (el entorno, la socialización, etc.), los cuales la van condicionando a lo largo de la vida. Se puede definir personalidad como un conjunto de rasgos perdurables en el tiempo que caracterizan la interacción. Por tanto, todas las personas tienen personalidad. 

Con respecto a la influencia de los padres en el desarrollo de la personalidad, John Bowlby (psicólogo), propuso la Teoría del Apego. Para llegar a poder exponer la citada teoría, hizo estudios con niños pequeños (de 0 a 6 años) proponiendo la “situación del extraño”. Esto consistía en hacer pasar a un extraño (para más impresión, se elegía de diferente raza que el sujeto de estudio) a una habitación con cámaras de grabación donde una madre y su hijo o hija llevaban un rato en ella. Bowlby dedujo que el niño o la niña que sentía miedo y corría hacia su progenitora, tenía apego con ella, mientras que los niños o niñas que empezaban a llorar por el miedo pero se quedaban quietos, carecían de este vínculo.

El apego puede ser definido como un lazo afectivo que hay entre un niño o niña y una persona adulta, ya sea uno de los padres o un cuidador. Es un lazo de “dependencia emocional”. La hipótesis fundamental de la Teoría del Apego es que el estado de seguridad, ansiedad o temor de un niño es determinado en gran medida por la accesibilidad y capacidad de respuesta de su principal figura de afecto.

Los niños y niñas con apego se caracterizan por ser amigables, cooperativos e independientes. Por otro lado, los niños y niñas que no poseen apego hacia otra persona se caracterizan por ser inmaduros, impopulares, dependientes de otras personas y propensos a la agresividad. Por ese motivo es beneficioso para ellos el mantener apego con otra persona.

Para determinar qué clase de padres tienen los niños, y, por tanto, cómo afecta la relación entre ellos a la personalidad de los niños y niñas, se diferenciaron cuatro estilos parentales, que presentan ciertas características que influyen en la personalidad del niño.


DIFERENCIAS DE ESTILOS PARENTALES Y SU INFLUENCIA EN LA PERSONALIDAD DE LOS NIÑOS Y NIÑAS


Tipo de
estilo parental
Características de padres/madres
Características de
hijos/as

Con autoridad

·  Prevalece el amor, el apoyo y el entorno hogareño.
·  Mantienen altas expectativas para sus hijos.
·  Refuerzan las reglas de la casa consistentemente (premiar o castigar)
·  Explican porqué unas conductas se aceptan y porqué otras no.
·  Tienen la opinión de los niños en la toma de decisiones.

· Felices
· Seguros de sí mismos.
· Curiosos
· Independientes
· Amigables
· Respetuosos
· Exitosos en la escuela



Autoritarios

· Poco amor, apoyo y entorno hogareño.
· Mantienen altas expectativas para sus hijos.
· Establecen las reglas de conducta sin tener en cuenta las necesidades de los niños.
· Esperan que las reglas establecidas se cumplan sin más.
· No tienen en cuenta la opinión del niño en la toma de decisiones.

· Infelices
· Ansiosos
· Con baja autoestima
· Sin iniciativa
· Dependientes
· Pérdida de habilidad social y
· conducta altruista.
· Agresivos
· Desafiantes



Permisivos

· Prevalece el amor, el apoyo y el entorno hogareño.
· Mantienen bajas expectativas para sus hijos.
· Raramente castigan una conducta inapropiada.
· Permiten que sus hijos tomen sus propias decisiones.

· Egoístas
· Desmotivados
· Dependientes
· Demandantes de atención
· Desobedientes
· Impulsivos
· Desobedientes

Sin implicación

· No proporcionan ningún apoyo emocional a sus hijos.
· Mantienen pocas expectativas para sus hijos.
· Tienen poco interés en la vida de sus hijos.
· Parecen abrumados por sus propios problemas

· Demandantes de atención
· Sin control sobre sí mismos (impulsivos)
· Baja  tolerancia a la frustración
· Pérdida de objetivos a largo plazo


Como veis, el tipo de padre/madre ideal es CON AUTORIDAD. es decir, un estilo de crianza respetuosa con la personalidad de cada niñ@ pero siendo firmes cuando hay que serlo, aunque se dan explicaciones de las decisiones tomadas en la medida de lo posible.

Todo esto supongo que suena fenomenal pero en la práctica será otra cosa muy distinta. ¿Cómo sois vosotr@s? ¿Qué opináis?

Un abrazo familia!


Sigue leyendo...

21 de marzo de 2018

10 cosas raras que hacen los bebés

Hola familia!

¿Cuant@s de vosotr@s se han preguntado en algún momento...”Y esto será normal?” ante algo que ha hecho vuestro bebé? Y es que estas pequeñas personitas son muy divertidas si las observas con atención. Hoy os voy a contar cuáles de éstas cosas son las que hace o ha hecho mi cachorra, aunque supongo que habrá veinte mil más. Ahí van!

El “atraco”: Manos arriba! Daniela tenía cuando nació un espasmo súper gracioso, y lo hacía sobretodo cuando dormía. De repente levantaba los brazos hacia arriba y hacia afuera, con las manos súper extendidas. Todo el mundo desde entonces dice que va a ser bailaora. Este tipo de espasmos son completamente normales, sobretodo de recién nacidos.

La “negación”: Esto lo empezó a hacer con unos 3 meses. Justo cuando está a punto de caer dormida o, incluso, una vez ha sucumbido al sueño, empieza a girar la cabeza de un lado hacia el otro a toda velocidad, como si te dijera “no, no y no!”. Desconozco porqué lo hace, creemos que simplemente le gusta y le ayuda a dormirse.

El “chasquido”: después de mucho investigar y preguntar, llegamos a la conclusión de que Dani truena la mandíbula simplemente porque ha descubierto que puede hacerlo. El sonido da grimilla, pero es normal. No obstante, no estaría de más vigilar la cacotas por si tuviera lombrices, ya que el tronar la mandíbula es uno de los síntomas l, aunque no siempre es así.

La “canción de ópera”: esos gritos maravillosos que despiertan a cualquiera y que se producen a cualquier hora, y que a veces parece que se van a dejar la garganta en medio del “canto”... Pues bien, es normal. Cuando empiezan a hacero (alrededor de los 4 meses), están descubriendo su voz, y poco a poco intentan graduarla. A veces son incómodos pero hay que aguantarlos!

La “tetilla invisible”: creo que esto lo hacen todos los bebés. Cuando duermen, en algunas ocasiones succionan como si tuvieran aún la teti/bibe/tete en la boca. Es divertido escuchar el sonido mientras duermen plácidamente.

La “práctica del abdominal”: muchos bebés (incluída la mía) empiezan a poner la tripa dura (o a “apretar”) durante o después de la toma, y de vez en cuando hacen hasta un pequeño gruñido. La mayoría de los papis y mamis podríamos interpretarlo como gases, pero en realidad su organismo está preparado para que en cuanto entra comida, el intestino empuje la ya existente hacia afuera. Para que esto ocurra de manera natural tienen que relajar el esfínter, y les cuesta aprenderlo. Mientras, hacen abdominales :)

El “achís”: es muy común que los bebés estornuden, porque no tienen otra forma de reaccionar si les pica la naricilla. No tiene por qué significar que están constipados. Lo mismo pasa con la tos. De todas formas, en ambos casos es bueno vigilarlo.

La “fuente”: esas regurgitaciones de moda con las que se ponen perdid@s. Son completamente normales hasta cierto punto. Si realmente estás preocupad@, puedes LEER AQUÍ cuándo hay que acudir al pediatra.

La “paleta de colores”: ya sabemos de qué colores hablo... no? Sí, exacto, del abono desperdiciado que son capaces de generar estos seres tan pequeños. Pasados los primeros días, cualquier color que pertenezca a las gamas del verde y del amarillo es normal. La diferencia está en que cuando son más verdecillas, les ha costado más digerir la lactosa, y por consiguiente suelen ser más líquidas. MmmMmm... qué rico...

El “aleteo”: cuando empiezan a descubrir su cuerpecillo y las cosas que son capaces de hacer con él, se divierten muchísimo (y a nosotr@s se nos cae la baba cual bulldog hambriento). Mi cachorra ha descubierto que puede mover los brazos de arriba a abajo como si quisiera volar, a una velocidad que ni el AVE. Lo hace hasta dormida, supongo que para seguir practicando. Es normal, no tienen complejo de pájaro ni nada ;)

Y vuestros bebotes, ¿también han “sufrido” alguna de estas cosas rarunas? ¿O por el contrario han hecho otras? 

Un abrazo familia!
Sigue leyendo...

7 de marzo de 2018

12 meses para cambiar el mundo

Hola familia!


Llevaba unos días dándole vueltas a la azotea para crear un "challenge" divertido para que os animárais a participar. Pero lamentablemente ayer me desperté con esta noticia, lo que me ha hecho plantearme seriamente la suerte que tenemos de haber "caído" donde hemos caído. Por eso he decidido dejar el reto divertido para más adelante y empezar con uno que realmente es necesario.

Así que os invito a participar en esta bonita iniciativa. Es muy simple: ayudar una vez al mes en algo que podamos, como donar ropa, comida, juguetes o libros. Hay un montón de puntos de recogida de Cruz Roja, por ejemplo, y seguro que por desgracia tenéis comedores sociales cerca de casa. 

En este mes de marzo, el reto será la ropa. ¿Cuánto hace que no os ponéis esa sudadera que tenéis guardada en el trastero? O esos pantalones de campana guardados en el altillo por si vuelven a estar de moda? Pensemos que hay gente que verdaderamente NECESITA esa clase de bienes materiales que para muchas de nosotras son un lujo al alcance de la mano. 

Como veis yo ya tengo preparado mi "ajuar" y mañana por la mañana lo llevaré al punto de recogida más cercano. Sé que en el tema de la ropa hay mucha gente que saca provecho de ello, que mucha acaba en mercadillos o tiendas de segunda mano, pero también quiero pensar que aún quedan personas decentes en el mundo y que yo puedo contribuir a mejorarlo.

Si, como a mí, se te va un cachito de alma cada vez que ves imágenes de guerras, niños sufriendo y gente desesperada que lo ha perdido todo, colabora a tu manera y sube tu foto a Instagram con el hashtag #crazycaoschallenge para que todo el mundo se sume y entre todos hagamos nuestra pequeña gran montaña de arena. 

Os dejo algunos puntos de recogida de diferentes organizaciones para facilitaros el trabajo:



¿Te apuntas y cambiamos el mundo?


Sigue leyendo...

1 de marzo de 2018

5 claves sobre la maniobra de Hamilton

Hola familia!

Anoche mientras miraba a mi cachorra quedarse dormida después de su bibe de la cena, me dio por pensar en todo lo que viví las últimas semanas de embarazo. Una de esas cosas fue la visita al ginecólogo una semana antes de dar a luz. Casi de 40 semanas y con un triponcio enorme, allí nos plantamos Marido y yo a ver a D en blanco y negro por última vez.

Después de la eco, la gine me dijo "vamos a hacerte un tacto a ver que tal vas". Pero ese tacto no fue como todos los demás que me habían hecho hasta entonces. Ese dolió. Dolió de verdad. Al decírselo se limitó a contestar "es para ver si ayudamos a que la peque se decida a salir". Y punto. Nada más, ninguna explicación, salvo las posibles consecuencias una vez terminó.

Claro está que en cuanto llegué a casa busqué y busqué en internet hasta dar con la clave. ¡Ay! Qué poco me gusta haber sido primeriza. Pero de todo se aprende. 

Como me hubiera gustado saber lo que sé ahora, quiero compartir con vosotras esta información para que no os pase lo mismo.

QUÉ ES LA MANIOBRA DE HAMILTON

Es un tacto bastante doloroso que se hace al final del embarazo para intentar provocar el parto.

EN QUÉ CONSISTE

Se lleva a cabo introduciendo uno o dos dedos a través del cuello del útero y se gira imitando el movimiento de una peonza para separar la bolsa amniótica de la pared del útero.

CUÁNDO PUEDE HACERSE

Cuando el embarazo esté a término y el cuello del útero esté dilatado al menos 1 cm.

POSIBLES CONSECUENCIAS

  • Puede provocar el parto. Se considera que es así si esto sucede dentro de las 48 horas posteriores al tacto. Si no, es que ha fracasado.
  • Puede producir un leve sangrado debido a la rotura de unas membranas que se encuentran en la zona. No tiene importancia siempre y cuando sea LEVE.
  • Puede provocar la rotura de la bolsa sin que te pongas de parto, lo que conllevaría a la inducción del mismo quitándote la oportunidad de hacerlo de forma natura.
  • También puede provocar contracciones dolorosas que no llevan a ningún sitio, es decir, que no te pones de parto.

ANTES DE HACERLA

Y aquí viene lo bueno. Lo que de verdad interesa que sepas: el o la ginecóloga DEBE informarte antes de hacerla, ya que necesita tu CONSENTIMIENTO. Como he sufrido en mis carnes esto no siempre es así, y se aprovechan del desconocimiento para llevarla a cabo. 

Así que si estás en una etapa avanzada PREGUNTA siempre antes de que te hagan un tacto y RECHAZA o CONSIENTE que te haga la maniobra.

_________________________________

Un blog al que sigo desde hace bastante, llamado "El parto es nuestro", tiene un artículo que es ASÍ de rudo con estas prácticas. 

Espero que la información os ayude a aumentar vuestro conocimiento y reducir la inocencia de que tenemos las primerizas en estos temas, ya que muchas de las veces nos quitan el PODER DE DECIDIR cómo queremos las cosas, cuando en la mayoría de los casos el embarazo y el parto es un PROCESO FISIOLÓGICO más que no necesita de ninguna intervención.

Y vosotras, ¿lo sufrísteis? ¿Os avisaron antes? 

Un abrazo!
Sigue leyendo...